Un mundo de soñadores

¿Será verdad?

Recientemente me han contado que los soñadores estamos condenados a la desilusión inherente de nuestra propia naturaleza. Esto es así porque en vez de vivir en un mundo real donde los hechos son verdades irrefutables y donde las cosas son como son y no como nos gustaría que fueran, vivimos en nuestro propio universo donde todo es posible y las alternativas son abundantes. Creemos que siempre es posible hacer grandes cambios, que los sentimientos están por encima de la objetividad o incluso que las reglas del juego admiten excepciones. En resumidas cuentas, somos seres cabezones, empeñados en tener una visión del mundo positiva, dejando a un lado la cruda realidad de nuestros días. Y a causa de esto, de nuestra continua lucha contra el mundo que no es sino una batalla ya perdida contra nuestra propia razón, nos encontramos constantemente con nuestra cara dándose de bruces contra el suelo al que creíamos que nunca caeríamos, chocándonos contra todos aquellos obstáculos que, según pensábamos, seríamos capaces de sortear.

Llegados a este punto yo me pregunto, ¿qué solución toca tomar? ¿Ponernos nuestra máscara y pretender que no somos así, aceptando verdades universales, hechos y realidades sin más, sin cuestionarnos nada y sin salirnos de la caja, luchando por acabar con ese demonio fantasioso que nos consume por dentro? ¿O bien decir no, dejando atrás toda cordura y vivir sin más en un mundo de posibilidades infinitas en la felicidad que por alguna razón sentimos al pensar en cosas que ni son, ni serán?

Quizás exista un punto medio, donde todo tenga su momento y no se trate de llevar ninguna lucha contra el mundo ni contra nosotros mismos. Puede que simplemente sea cuestión de aprender de unos y otros para dar un paso más en el entendimiento y la aceptación de aquello que nos hace únicos para ser así capaces de romper otra barrera más en el camino hacia el equilibrio: ese donde pensamientos, sentimientos y el mundo racional, pueden vivir en armonía.

En cualquier caso, eso último lo dejo a elección de aquellos pocos locos que quieran intentarlo.
A cada cuál, que ofrezca su propia respuesta y decida si es verdad.

 

Un placer explayarse con ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s