La primera de muchas

Es una guerra que, si bien nunca debió de haber tenido lugar, lamentablemente ya está escrita en el tiempo. Comenzó hace mucho, no sé cuándo exactamente ni cuál fue el detonante. Quizás ni siquiera hubo una sola razón desencadenante de todo cuanto sucedió después, sino más bien como ocurre en toda guerra, fue una aglomeración de decisiones y pensamientos lo que propició tales consecuencias.

Sea como fuere, a día de hoy se siguen librando fieras batallas y con el tiempo, serán más intensas. Quiero pensar que hay un bando destinado a ganar, pero eso sería profetizar algo que aún está por ver.

Hoy he ganado una batalla, una dura he de reconocer y sin embargo, no puedo celebrarla porque una de las mayores derrotas, a la par que una de las más trágicas, todavía está reciente. Pero aunque las secuelas de ésta aún me pesen, sé que hoy se ha frenado el avance enemigo. Se ha logrado hacer frente a la invasión y ahora, toda mirada está puesta aquí, en el campo de batalla: hacia el futuro.
Ya no temo a un enemigo que hace temblar a los más fuertes porque hoy la suerte me sonríe. Al fin he comprendido que toda guerra se puede ganar con las armas adecuadas y yo estoy armado hasta los dientes y dispuesto a luchar.
Ahora sé que hay esperanza porque hoy, he ganado una batalla.

Un placer explayarse con ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s